16 de Septiembre

.
Septiembre asoma sus narices en la calle,
y las últimas hojas se desprenden de su árbol
flamean en el viento como plumas
desfilando lentamente, se despiden.

El almanaque deja caer sus hojas
emulando el espectáculo allí afuera
y los recuerdos como estrellas van legando
un postrero e infinito destello.

Septiembre asoma su narices
prediciendo los mismos nuevos soles
que anuncian el color como estandarte
de un mundo que renace aquí, en la calle.

1 comentario:

  1. Septiembre asoma sus narices... bonito

    ResponderEliminar